¿Por qué confiar en los consejos de inversión de un prestidigitador? 

¿Por qué confiar en los consejos de inversión de un prestidigitador? 

Buena pregunta…

Aquí la respuesta…

 

 

Porque he ganado y he perdido aprendido.

Porque solo la persona con la EXPERIENCIA en el bolsillo, te puede contar algo.

Cómo llegar antes.

Cómo llegar mejor. Más cómodo, más agradable.

 

 

Déjate de teorías macro, micro, nano, económicas y bajemos al barro.

Al día a día.

A tus cuentas, a tu dinero, a tus resultados.

 

 

Ya conoces mi faceta de prestidigitador (usease mago).

De conferenciante internacional.

De formador.

Pero de mi faceta como inversor sabes poco, muy poco.

 

 

Ha sido algo privado.

Hasta ahora.

Verás…

 

 

 

En cuanto a formación.

Me he formado directa o indirectamente con los mejores del mundo.

  • Tony Robbins, en su curso: Wealth Mastery. Y he estudiado a fondo su libro “DINERO, cómo alcanzar la libertad financiera”. Una joya de 704 páginas… 
  • José Luis Cava, quizás la persona más pragmática en cuanto a inversión se refiere, de nuestro país.
  • Ray Dalio, fundador del mayor fondo de cobertura del mundo: Bridgewater. Creador de uno de los sistemas de inversión más sólidos de la historia, la “Cartera de las 4 Estaciones”.
  • José Antonio Madrigal: fundador del grupo de inversores EUREKERS. Galardonado varias veces como mejor gestor de fondos europeo.
  • Aitor Zárate: sistemas de inversión en futuros y derivados. Aunque luego se torció un poco en la vida, este hombre tiene una de las mentes más privilegiadas que conozco para la bolsa.
  • Robert Kiyosaki: autor de “Padre Rico, Padre Pobre” uno de los libros referentes sobre cómo hacer dinero. He realizado su curso Millonaire Mind, junto con T. Harv Eker.

 

 

Hay más, pero, ¿para qué?

No te voy a aburrir con más currículum de los cursos con los que me he formado sobre inversión.

Así que, al jamón.

 

Si alguien te va a hablar de dinero, y vas a confiar en él, mejor que también tenga práctica. 

 

Te cuento:

  • Llevo invirtiendo desde los 15 años en bolsa. Como conté en su momento, con la paga mensual de adolescente compré mi primera acción de Telefónica.
  • Me formé en trading, trading y más trading, en sistemas y más sistemas y me dediqué a ello durante 2 años, pero soy de sangre caliente y el “intradía” me estresaba mucho.
  • Invertí en PIAS, bajo la promesa que durante los 3 primeros años no podría tocar mi dinero pero luegooooo, luego sería la gloria. (¡y un cuerno!).
  • Probé con los Fondos de Inversión, pero tampoco me convencieron. “Ha sido un mal año, decía el del banco de turno…”
  • Luego vinieron los Fondos Indexados. Son Fondos que replican los mejores índices bursálites (S&P500 americano, el Dax 40 alemán, etc). Al estar basados en la Bolsa, hacen lo mismo que ella. Suben, bajan, suben, bajan… con lo cuál también me ponen un poco nervioso.
  • Luego vino el FOREX. Las divisas, eso también son emociones fuertes.
  • Y ahora las criptos. Esto sí que pone nervioso a cualquiera…

 

 

Después de todo esto, cansado de no encontrar una solución que me satisfaciera, decidí hacerlo al revés.

Ingeniería inversa le llaman.

 

Me dije; “A ver Iñigo, ¿qué requisitos debe tener una inversión para que te satisfaga?”

 

Y esta fue la respuesta:

  • Que esté fuera del mundo de los bancos. Esto era y es VITAL.
  • Que mantenga como mínimo, en el plazo invertido, el capital que has puesto.
  • Que NO dependiera de ninguna empresa.
  • Que el activo, aquello en lo que invirtiera, esté en mi mano, literalmente.
  • Que ofrezca una expectativa de rentabilidad interesante.
  • Y que la empresa que la gestione sea de aquí (nacional). Ya estaba harto de pagar comisiones a brokers de medio mundo.

 

 

Y me puse a buscar una inversión que cumpliese todos esos requisitos…

Y la encontré.

 

Te lo cuento aquí.

Iñigo Sáenz de Urturi.
TOP 100 SPEAKER

Iñigo Sáenz de Urturi
inigo@inigosaenzdeurturi.com


Actualmente compagino las formaciones en crecimiento personal con otra de mis grandes pasiones.

Ambas tienen un nexo de unión muy claro; ayudar a los demás a estar mejor.

Te cuento.

Mi otra gran pasión es el Oro de Inversión.

Y es que tener abundancia económica genera tranquilidad, y este es el mejor punto de partida para poder dedicarte a ser mejor persona e invertir en tu propia formación.

Si quieres hacer crecer tu patrimonio (pequeño o grande), yo te enseño cómo.

Te apuntas en mi newsletter y te lo cuento.

(También suelo compartir reflexiones sobre crecimiento personal, mentalidad, empoderamiento y prosperidad. No es todo hablar de dinero, dinero, dinero y dinero, en la vida hay más cosas, aunque es cierto que el dinero financia muchas de ellas).