Los 4 pilares del éxito comercial (4/7)

Los 4 pilares del éxito comercial (4/7)

TU LENGUAJE (Continuación)

Nuestro diálogo con nosotros mismos, o sea, lo que tú hablas contigo mismo son: ¡14 horas al día!

¿De qué tipo son tus pensamientos? Del tipo: “No llego a los objetivos”, “¡Joder que día más guapo hace y yo aquí metido!”, “Ya viene otra vez el petardo este. Seguro que al final no compra nada”.

O, son del tipo: “¡Hoy va a ser un día fantástico y seguro que vendo 3 coches!”, “Este cliente que entra ahora será el afortunado que conduzca uno de mis coches”, “No sé de qué forma ni de qué manera, pero yo rompo mi récord de ventas este mes”.

Tu lenguaje es una manifestación directa de tu procesamiento mental. “Déjame escucharte y te diré quién eres”.

Y recuerda, aquello que sale por tu boca, ha sido pensado antes por tu mente. Por lo tanto, lo que hablas declara quién eres, qué creencias tienes, qué clase de persona eres. Todo esto lo capta el cliente, lo siente, lo ve. Quizás no sepa ponerle términos científicos, pero desde luego sabe si le caes bien, o si eres una fachada, si puede confiar en ti, o si le dan ganas de salir corriendo diciendo: “¡A ti no te doy mi dinero!

Vigila tu lenguaje interno, trabaja en tus percepciones, busca siempre el acuerdo, la cooperación, la unión con el cliente ¡Aunque no esté delante!

¿Y el enfoque?, ¿Cómo influye el enfoque en mis resultados comerciales?

TU ENFOQUE

¿Te has parado a pensar, que plantear tu trabajo de comercial como un negocio, sería el mejor negocio del mundo?

Analiza conmigo esta idea…

Imagina, por un instante, que tú, como comercial que eres, le “compras” a la empresa que te contrata, es decir, le compras a tu jefe. Sí, a tu jefe. Y le compras el automóvil, el producto, o el servicio que vas a vender. Pero no se lo pagas.

No necesitas tener un concesionario (es de tu jefe), no necesitas publicidad (la hace la marca), no necesitas administrativos/as (los pone tu jefe), no necesitas hacer transferencias de pago, ni documentación por tu “compra-venta”, tú “compras” [en tu mente] el coche, lo “vendes” [en tu mente] y te quedas con tu margen empresarial, también llamado: comisión. (y, si encima disfrutas de un fijo, ¡eso ya es espectacular!)

En verdad, si te planteas la labor comercial como una idea empresarial, es uno de los mejores negocios que existen.

Ahora me dirijo a ti, CEO/Gerente/Dueño de la empresa:
¿Crees que los resultados comerciales de tu fuerza de venta, serían otros si todos tus comerciales implementasen esta filosofía?
Y, aún en el caso en el que trabajases sin comisión por ventas, ¿No sería genial tener una fuerza de ventas con ese enfoque proactivo? (Continuará … )

Si quieres dominar y automatizar el arte de vender, apúntate a la próxima edición de Poder sin límite en las ventas que tendrá lugar en Valladolid, del 10 al 13 de Diciembre de 2018, toda la información aquí